Autoreferencias y otros bucles.

Asuntos exclusivamente de mi incumbencia.

Estoy escribiendo un ensayo. De hecho lo estoy acabando. No sé todavía como titularlo, pero trata, básicamente, de describir desde la visión de un publicitario, de un creativo, una serie de asuntos que han aparecido en mi vida que no están relacionados directamente con la publicidad pero que me llaman poderosamente la atención. Asuntos de mi incumbencia, los llamo provisionalmente. Asuntos de mi interés.

Me gusta mucho escribir, y me gusta mucho releer lo escrito y matizar aspectos de dichos asuntos que en una primera consideración me pasaron desapercibidos. Me distrae esa labor de pulido y de reflexión delante de mi ordenador las tardes de los sábados abrazado a una enorme taza de té. A veces hay asuntos que los transformo en cada relectura y acabo contradiciendo mi idea inicial. Puedo pasarme el fin de semana entero dedicado a esa labor.  Escribiendo y reescribiendo. Hasta que pierdo absolutamente el criterio. Entonces me voy a dormir y sueño con ello.

A veces, en ese trabajo de relectura y pulido, me da la sensación que mucho de lo que escribo no va a ser entendido por la mayoría de los futuros lectores porque hablo de matices que sólo pueden ser apreciados si el lector ya ha reparado previamente en ellos. Y si no lo ha hecho, por mucho que yo me esfuerce en explicarlo, le parecerá que es un asunto que a él no le incumbe en absoluto. Para ese lector mis palabras sonarán huecas.

Por otra parte siento que en cada uno de los asuntos de los que hablo, que para mí son nuevos, y que por eso me fascinan, y que por eso los escribo, ya ha habido gente, mucha gente, que ha reparado en ellos mucho antes que yo y que ha indagado en sus secretos con muchísima más profundidad. A veces descubro que hay artículos, tesis doctorales o incluso libros enteros dedicados a esos temas. Me encanta cuando hago esos hallazgos. Me descargo los artículos o me compro esos libros, y descubro otras miradas sobre el mismo aspecto que yo contemplaba. Es sumamente enriquecedor. Como dos viajeros que comparten sus experiencias sobre un viaje a un mismo destino. Me parece un privilegio poder compartir en la distancia el pensamiento de tanta y tanta gente.

Descubrir que ha habido gente que ha dedicado meses o años de su vida en esos asuntos que yo no paso más que de puntillas, y otros que por mucho que me esfuerce en describir, jamás van a entenderlo si no lo han experimentado previamente, me lleva a pensar que estoy escribiendo para una muy estrecha franja de personas. Una fina franja que se encuentra entre toda aquella gente a los que no tengo nada que aportar porque no sienten el mismo interés que siento yo por dichos asuntos, y toda aquella gente a la que no tengo nada que aportar porque, sintiéndose previamente atraídos por ellos, son ya expertos y saben de ese asunto mucho más que yo. Reflexionar sobre las dimensiones de esa franja, si será tan estrecha que tal vez no habite apenas nadie en ella, es en sí mismo un asunto de mi interés, un asunto de mi incumbencia.

A pesar de que dicha franja este completamente deshabitada, no puedo evitar seguir trabajando obsesivamente puliendo y puliendo mis ideas y siguiendo el hilo invisible de una reflexión que desde muchos puntos de vista puede ser estéril. Algo instintivo me empuja a hacerlo, y sigo a mi instinto que me parece considerablemente más sabio que mi racionalidad. He de seguir escribiendo los fines de semana, abrazado a una taza de té, aunque mis asuntos acaben siendo asuntos exclusivamente de mi incumbencia.

 

10 comentarios en “Asuntos exclusivamente de mi incumbencia.

    1. Gracias a ti, Lucía. Siempre estás ahí para dar empujones morales a la gente. Es una actitud extraordinariamente generosa. Mil gracias.

  1. Al final, escribir es algo liberador y que fomenta el autoconocimiento (y el externo en muchos casos) para cualquiera, se publique o no al final. Nos ayuda a descubrir y a descubrirnos.

    1. Yo no escribo como mecanismo liberador, aunque entiendo que mucha gente lo haga. A mí me gusta escribir porque me ayuda a pensar. En mi caso es la manera más eficaz que tengo de pensar, tal vez porque soy redactor. No puedo pensar muy eficazmente mirando la pared. Cuando coloco mis dedos en el teclado, mi cerebro se pone en marcha. Cuando miro a la pared, mi cerebro se evade. Para mí escribir es como una manera más intensa de pensar. Me gusta por eso.

      1. Con liberador no me refería exclusivamente a la típica expiación del escritor, si no como como mecanismo para sacar algo de dentro de nosotros, ya sean pensamientos, ideas o fantasmas 🙂

  2. Hola, Daniel.
    Me ha llamado la atención que disfrutes de la fase de pulido de los textos. Ahora hace un año, a partir de una idea de mi novia, creamos una web que se dedica precisamente a eso, a pulir los textos de escritores noveles (y no tanto).
    Si te apetece echar un vistazo, serás bienvenido: http://www.borradores.es
    No sé si has leído el libro de Stephen King, “Mientras escribo”. En él, Stephen, habla de forma muy amena sobre los problemas del escritor y uno de ellos es el que comentas en este artículo: ¿Para quién escribimos?

    Saludos.

    @interoceto

  3. Me gusta leer, y creo como director de arte que leer y escribir es una forma más de ampliar nuestra creatividad, no me gusta mucho utilizar esta palabra, ya que creo que se la han follado por todos los agujeros de sus letras (perdón, pero no creo q exista un ejemplo mejor) utilizaré mejor imaginación.
    Cuando me piden ideas, no hago más q escribir, y leer sobre cosas que puedan ayudarme a encontrar esa idea que luego ya cogerá forma gracias a esas palabras y lectura previa. Feliz semana.

  4. Sr. Solana, a tots els que no tenim la sort de treballar amb vostè (cosa que, pel que tinc entès, inclou també al 90% dels seus treballadors), ens encanta saber dels “assumptes de la seva incumbència”. Tota la vida he pensat que quan camines, sempre és millor fer-ho per algun lloc interessant. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *