¿Qué tiene que ver un bordado con la anatomía?

Publicada en Publicada en Desorden

juanagomez

Nuestra mente está entrenada para localizar los vínculos fuertes que relacionan los hechos. Es lo que nos enseñan en la escuela, a reparar en las relaciones de primer grado, a fijarnos en las causas próximas a los efectos observados. Es también lo que nos piden en los tests de inteligencia, que descubramos aquello que incuestionablemente vincula a los elementos de una serie, los vínculos fuertes. Es lo que esperan de nosotros en nuestro trabajo, que encontremos la razón de un éxito, o el porqué de un fracaso.

Sin embargo nadie nos enseña a husmear en los hechos para localizar los vínculos que asocian tenuemente dos acontecimientos, a descubrir y valorar los vínculos débiles, cuando es a través de ellos donde surgen las grandes oportunidades, los más importantes hallazgos, donde podemos dar con la clave de los problemas más irresolubles.

Vínculos débiles. Hablaba de ellos en los años 80 el sociólogo Mark Granovetter, resaltando la importancia que tienen en los grupos sociales, y hoy es aplicable a todo tipo de redes, no solo las redes sociales. Si quieres expandir una idea, un rumor, una enfermedad o tu influencia, es mejor que establezcas contacto con aquellas personas con las que apenas tienes relación, porque son ellas las que te permitirán que tus ideas, tus rumores, tu enfermedad o tu influencia, se propague más allá del cluster en el que sin darte cuenta estás encerrado.

Los vínculos débiles están presentes en la mayoría de hallazgos creativos y descubrimientos científicos. Los grandes contagios se producen a través de los vínculos débiles. Las grandes conquistas también. El camino que siguió Colón con sus naves era un vínculo extraordinariamente débil. Las ideas que desencadenaron finalmente en la mente de Darwin su famosa teoría, no provenían de biólogos o naturalistas, sino de un científico social como Auguste Comte, un economista como Adam Smith y un estadista como Thomas Malthus: vínculos débiles.

La creatividad es relacionar ideas que en principio no están relacionadas, es decir, se establece en un marco de permanente búsqueda de vínculos débiles y asociaciones imposibles, una característica propia de las mentes creativas -algunos dicen que también de las enfermas-, como la de la artista visual chilena Juana Gómez, que relaciona el amable arte manual del bordado con el gélido mundo de la anatomía humana, un insospechado y valioso vínculo débil gracias al cual podemos hoy disfrutar de su obra.

Vínculos débiles. Desorden. Capítulo 8. Página 245.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *